La crisis socioeconómica que ha generado la pandemia del coronavirus ha golpeado fuertemente a las medianas y pequeñas empresas de Chile y el mundo. Pero a pesar de la grave crisis por la que estamos atravesando, hay un espacio en que las PYMES pueden sacar provecho: El marketing digital.

 

Antes del confinamiento obligatorio que se nos impuso a raíz del nuevo coronavirus, nuestros hábitos de consumo ya estaban empezando a generar una transformación. Esto porque muchas tiendas, de todo tipo de rubros imaginables, estaban expandiendo su forma de publicitar sus productos para así llegar a más potenciales clientes.

Ahora con todas las limitaciones que tenemos como sociedad a raíz de las cuarentenas y el aislamiento físico, se ha cerrado el comercio tanto de masas, como mediano y pequeño, provocando por consiguiente que se abra una oportunidad para las PYMES en el ámbito del marketing digital.

Es que sólo por el hecho de tener nuevos usuarios aprendiendo a utilizar herramientas online, como por ejemplo realizar compras de forma virtual, es una oportunidad de crecer para las medianas y pequeñas empresas.

Hoy las PYMES deben poner todo el énfasis en la importancia de insertarse en el mundo digital para crecer como marca y aumentar las ventas. Si bien muchos emprendedores trabajan o realizan sus ventas mediante redes sociales como Facebook o Instagram, también es importante que las pequeñas y medianas empresas cuenten con un sitio web donde el usuario pueda interactuar fácilmente, y encontrarse con todo lo necesario para que pueda lograr su objetivo. 

Finalmente, todo blog o sitio web debe tener en su contenido palabras claves relacionadas al negocio o cómo los usuarios deberían buscar la marca. Todo negocio debe generar un vinculo con sus clientes para que haya una fidelización entre ambos, es decir, que un cliente que haya comprado antes vuelva a hacerlo y se convierta en un cliente habitual e identificado con la empresa.

× ¿Dudas?