Mundo gris.

$11.900

En las páginas siguientes, el autor se desvela en una caminata poética sin pretensiones de lirismo y sin adornos deontológicos. Se lanza al vacío, se arroja al mundo desprovisto de municiones elitistas. Camina solo acompañado de la atmósfera envolvente de los pensamientos y acciones pesimistas. La felicidad es solo un suspiro que se rinde ante la ira del despecho ardiente. Cada paso, cada metro recorrido es acompañado por un universo sonoro de martillazos, Los Ramones, cervezas y Camilo Sesto. El circuito comienza con besos, plantas y mar, con una que otra palabra amable robada a algún profeta o plagiadas sin asco del Eclesiastés. Prosigue con una escritura que va apuntando a la sien del autor, con una pistola calibre 38, este busca desesperadamente el Sprung, el salto de fe del que hablaba Kierkegaard, logra zafar. Aún se ven registros de palabras amables, bonitas, sonoramente maquilladas de hastío, camufladas y disfrazadas de esperanza.

Poco a poco comienza el auto- desmembramiento, se descascara la fragilidad del ser, no hay tiempo para llorar ni manos para recibir lástima ni espacio para recibir la cruz, la hostia, el cilicio ni la extremaunción. Solo queda cuerpo, un estómago recubierto por pastillas, una espalda masajeada por palabras dulces en un diván provocador, una cabeza llena de explosivos acorralada por falsos dilemas.

Existe poca certeza de las batallas futuras, quizá este poemario sea escrito por otros y otras, nuevas generaciones de jóvenes que se suban al carrusel del eterno retorno de lo mismo, intentando blanquear con pasta muro o hermosear con alguna mano de barniz este Mundo gris. No obstante, el maquillaje no constituye la verdad y en cada uno de nosotros y nosotras habita la sombra ineludible de lo oscuro.

Jorge Benavides Muñoz / Dramaturgo

Categoría: Etiquetas: ,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mundo gris.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hablemos